Bandera de la Republica Argentina

Bandera  de la Republica Argentina

¡ Bienvenidos a Argentina!

¡ Bienvenidos  a  Argentina!
TE ENCUENTRAS EN UN BLOG INDEPENDIENTE DE IDEOLOGIAS Y RELIGIONES. EL OBJETIVO ES SER IMPARCIAL Y SOLIDARIO - ¡YA CUMPLIMOS 10 AÑOS DE VIDA BLOGUERA! ¡ GRACIAS A TODOS LOS QUE HAN VISITADO EL BLOG!

martes, 10 de julio de 2007

A que se debe el cambio oficial de la N.A.S.A sobre el Cambio Climatico?

Nota de M.R.C. BLOG: Sugiero copiar y pegar en el Navegador de su PC para ver la nota completa, ya que a esta le faltan los gráficos que en la original figuran. Gracias.

Esto pensaba la N.A.S.A EN EL AÑO 2004 SOBRE EL CAMBIO CLIMATICO:

Una Posibilidad Escalofriante

Al interrumpir una enorme corriente marina, la fusión del hielo del Mar Ártico puede desencadenar un grave descenso de las temperaturas de Europa y Norteamérica.

Marzo 5, 2004: El calentamiento del planeta podría sumir a Norteamérica y a Europa en una congelación profunda, probablemente en sólo unas pocas décadas.

Esta es una teoría que va ganando credibilidad entre muchos científicos que estudian el clima. La descongelación del hielo marino que cubre el Ártico podría alterar o incluso detener las grandes corrientes del Océano Atlántico. Sin el inmenso calor que proporcionan estas corrientes marinas -- comparables a la producción de energía de un millón de centrales nucleares -- la temperatura media europea podría descender de 5 a 10 grados centígrados (9 a 18 grados Fahrenheit), y algunas zonas de Norteamérica se enfriarían sólo un poco menos. Este cambio en la temperatura sería similar a las temperaturas medias del planeta hacia el final de la última era glacial, hace aproximadamente 20.000 años.

Derecha: La retracción del hielo del Ártico entre 1979 y 2003, con base en los datos recolectados por el Dispositivo de imágenes de sensores por microondas (Special Sensor Microwave Imager, SSMI) del Programa de Satélites Meteorológicos del Ministerio de Defensa (Defense Meteorological Satellite Program, DMSP) estadounidense. [más información]

Algunos científicos creen que este cambio en las corrientes marinas puede surgir pronto, de un modo inesperado -- en un período de tiempo tan corto como de 20 años -- según Robert Gagosian, presidente y director de la Institución Oceanográfica Woods Hole. Otros dudan que esto llegará a ocurrir. Aun así, el Pentágono ha tomado nota. Andrew Marshall, un planificador veterano del Ministerio de Defensa, presentó recientemente un informe no confidencial que describía cómo un cambio en las corrientes marinas en el futuro próximo podría comprometer la seguridad nacional.

"Es difícil predecir qué pasará realmente", advierte Donald Cavalieri, científico pricipal en el Centro Goddard de Vuelos Espaciales de NASA, "puesto que el Ártico y el Atlántico Norte son sistemas muy complejos, con muchas interacciones entre la tierra, el mar y la atmósfera". Los resultados de investigaciones recientes, sin embargo, sugieren que los cambios que estamos viendo en el Ártico podrían afectar potencialmente a las corrientes que calientan Europa del Este, y este hecho mantiene a mucha gente preocupada.

El hielo es la clave

Existen varios satélites que día y noche vigilan la capa de hielo del Ártico. El satélite Aqua de NASA, por ejemplo, transporta un sensor construido por los japoneses llamado Radiómetro avanzado de barrido en microondas-EOS (Advanced Microwave Scanning Radiometer-EOS, AMSR-E). "Utilizando microondas en vez de luz visible, el AMSR-E puede penetrar las nubes y ofrecer vigilancia ininterrumpida del hielo, incluso de noche", explica Roy Spencer, el investigador jefe del instrumento en el Centro de Hidrología y Clima Mundial en Huntsville, Alabama. Otros satélites que vigilan el hielo, dirigidos por NASA, NOAA y el Ministerio de Defensa, usan una tecnología similar.

La vista desde la órbita muestra claramente un descenso a largo plazo del hielo "eterno" del Océano Ártico (la parte que permanece congelada durante los meses cálidos de verano). Según un informe de 1992, de Josefino Comiso, científico del Clima en el Centro Goddard de Vuelos Espaciales de NASA, ese hielo ha estado disminuyendo desde el comienzo de las observaciones satelitales en 1978, a un promedio de un 9% por década. Los estudios con base en datos más recientes sitúan el índice en un 14% por década, sugiriendo que la desaparición del hielo del Océano Ártico se está acelerando.

Algunos científicos temen que el hielo que se funde en el Océano Ártico pueda verter una cantidad de agua dulce al Atlántico Norte suficiente como para interferir con las corrientes marinas. Parte de esta agua dulce procedería de la propia masa de hielo que se derrite, pero el principal contribuyente sería el aumento creciente de lluvia y nieve en la región. La capa de hielo que se contrae deja al descubierto una cantidad mayor de superficie oceánica, permitiendo que una mayor cantidad de humedad se evapore en la atmósfera y dé lugar a un mayor número de precipitaciones.

Debido a que el agua salada es más densa y pesada que la dulce, este "endulzamiento" del Atlántico Norte haría las capas superficiales más livianas o boyantes. Y esto es un problema, ya que el agua de la superficie necesita hundirse para impulsar un modelo primario de circulación oceánica conocido como el "Gran cinturón transportador". El agua que está a un nivel bajo con respecto a la superficie fluye a través del suelo oceánico hacia el ecuador, mientras que las aguas superficiales cálidas de las latitudes tropicales fluyen hacia arriba para reemplazar al agua que se hunde. De esta manera el transportador se mantiene activo. Un aumento en la cantidad de agua dulce podría evitar el hundimiento de las aguas superficiales del Atlántico Norte, disminuyendo o deteniendo esta circulación.

El AMSR.E está recolectando nuevos datos que ayudarán a los científicos a evaluar esta posibilidad. Por una parte, proporciona una resolución enormemente mejorada con respecto a los sensores utilizados hasta ahora para cualquier tipo de ambiente climatológico. Las imágenes del AMSR-E revelan grietas y fisuras más pequeñas en el hielo cuando se deshace en la primavera. "Este detalle permite que los científicos comprendan mejor la dinámica de la ruptura del hielo", dice Cavalieri, miembro del equipo AMSR-E.

Según las simulaciones por computador realizadas por Thomas F. Stocker y Andreas Schmittner de la Universidad de Berna, mucho depende de la rapidez del calentamiento del Ártico. En sus modelos, un calentamiento más rápido podría cerrar por completo la principal corriente del Atlántico, mientras que un calentamiento más lento sólo provocaría una disminución de la velocidad de la corriente durante unos cuantos siglos.

Inevitablemente, la discusión apunta a los humanos. ¿La actividad industrial humana tiene mucho que ver con el calentamiento del Ártico? ¿Podríamos revertir la tendencia, si quisiéramos? No todos los científicos están de acuerdo. Algunos afirman que los cambios que están ocurriendo en el Ártico son consecuentes con los largos y lentos ciclos de comportamiento oceánico que la ciencia conoce. Otros ven un componente eminentemente humano.

"El derretimiento del hielo marino es consecuente con el calentamiento que hemos presenciado en el último siglo", nota Spencer, pero "no sabemos qué porción de ese calentamiento se debe a las fluctuaciones naturales del clima y cuál a la emisión de gases de efecto invernadero".

Si el Gran cinturón transportador se detiene de pronto, no importará la causa. Los europeos estarán pensando en otras cosas, por ejemplo, cómo hacer que crezcan cultivos en la nieve. Esta es la hora de averiguarlo, mientras el fenómeno es sólo una posibilidad escalofriante.

Copiar y Pegar en el Explorador la siguiente direccion para ver el Articulo Original:

http://ciencia.nasa.gov/headlines/y2004/05mar_arctic.htm

Nota de M.R.C. Blog: Este es el pensamiento actual del Director de N.A.S.A. EN EL AÑO 2007-07-04

¿Cuál será el motivo?

Director de NASA: Cambio climático podría no ser preocupante¨

Por SETH BORENSTEIN
The Associated Press
WASHINGTON

May 30, 2007

El director de la NASA dijo no estar seguro de que el calentamiento global sea un problema, e indicó que sería "arrogante" asumir que el clima del mundo no cambiará en el futuro.

Sin embargo, los científicos consideraron que esas afirmaciones demuestran ignorancia.

"No me queda duda de que existe una tendencia de calentamiento global", afirmó Michael Griffin en una entrevista grabada difundida el jueves en la National Public Radio. "No estoy seguro que sea justo decir que es un problema que debamos enfrentar".

"Supongo que me gustaría preguntar a qué seres humanos, dónde y cuándo, se les debe dar el privilegio de decidir que este clima particular que tenemos aquí hoy, en este momento, es el mejor para todos los demás seres humanos. Creo que esa es una posición más bien arrogante", señaló Griffin.

El miércoles, la agencia que encabeza divulgó un comunicado de prensa sobre un documento de investigación redactado por casi 50 científicos de la NASA y de la Universidad de Columbia, publicado en la revista Atmospheric Chemistry and Physics. El texto muestra cómo los "gases de invernadero generados por el hombre han llevado al clima de la Tierra a ubicarse cerca de puntos críticos máximos, con consecuencias potencialmente peligrosas para el planeta".

Jerry Mahlman, ex científico de alto nivel en la Administración Nacional de los Océanos y la Atmósfera y que ahora trabaja en el Centro Nacional de Investigación Atmosférica, dijo que las afrimaciones de Griffin muestran que está "totalmente despistado" o es "un ideólogo profundamente contrario a las teorías que respaldan el calentamiento global".

James Hansen, destacado científico de la NASA especializado en clima y uno de los principales autores del documento de investigación, consideró que los comentarios de Griffin muestran "arrogancia e ignorancia" porque probablemente millones de personas resultarán afectadas por el calentamiento global en el futuro.

Jack Marburger, asesor científico de la Casa Blanca, dijo no sentirse afectado por los comentarios de Griffin, pero los distanció de los del presidente George W. Bush, que el jueves anunció una propuesta internacional sobre el cambio climático.

___

En la internet:

NASA: http://www.nasa.gov (inglés)

Transcripción de la entrevista con la National Public Radio: http://www.npr.org/templates/story/story.php?storyId=10613389 (inglés)

Comunicado de prensa de la NASA sobre los peligros del calentamiento global: http://www.giss.nasa.gov/research/news/20070530/ (inglés)

Los Angeles World Can't Wait: Drive Out the Bush Regime

E-mail: worldcantwait_la@yahoo.com

Phone: (323) 462-4771


Publicación Complementaria:

La Tierra, en peligro inminente por el cambio climático: científicos de EU

Nada que no sea un rescate planetario total la salvará del cataclismo, advierten

El nivel del mar podría elevarse varios metros este siglo, en vez de 40 centímetros, como predice el *IPCC, consideran:

Quedan 10 años para impedir un ascenso drástico en la temperatura global

STEVE CONNOR

31 de mayo 2007

La Tierra se encuentra en peligro inminente y nada que no sea un rescate planetario total la salvará del cataclismo ambiental que representa el cambio climático.

Las anteriores no son palabras de activistas ecológicos en un panfleto proselitista, sino la opinión ponderada de un grupo de eminentes científicos que escriben en las páginas normalmente austeras de una revista especializada.

Seis especialistas de algunas de las principales instituciones de Estados Unidos han emitido una inequívoca advertencia al mundo: la civilización misma está amenazada por el calentamiento global. También realizan una crítica implícita al Comité Intergubernamental de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) por subestimar la escala de la elevación del nivel del mar en este siglo, causada por el derretimiento de glaciares y placas de hielo polares.

En vez de que los niveles del mar se eleven en unos 40 centímetros, como predice el IPCC en uno de sus pronósticos de computadora, la verdadera elevación puede llegar a varios metros hacia 2100. Por eso, señalan los hombres de ciencia, la Tierra se encuentra hoy el "peligro inminente".

En un documento científico abundante en referencias, publicado en las Transacciones Filosóficas de la Real Sociedad A, algunos de los investigadores del clima más destacados del planeta describen en detalle por qué creen que la humanidad ya no puede darse el lujo de pasar por alto la "grave amenaza" del cambio climático.

Cambios fuera de control

"Las recientes emisiones de gases de invernadero colocan a la Tierra peligrosamente cerca de un drástico cambio climático que puede salirse de control, con gran peligro para la humanidad y otras criaturas", expresan los científicos.

Sólo intensos esfuerzos por reducir las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de invernadero pueden mantener el clima dentro o cerca de los márgenes del pasado millón de años, añaden.

Los autores del escrito están encabezados por James Hansen, director del Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA, que fue el primer científico en advertir al Congreso de su país sobre el calentamiento global. Los otros son Makiko Sato, Pushker Kharecha y Gary Russell, también del Instituto Goddard; David Lea, de la Universidad de California en Santa Bárbara, y Mark Siddall, del Observatorio Terrestre Lamont-Doherty, en la Universidad de Columbia, en Nueva York.

En su documento de 29 páginas, titulado Cambio climático y vestigios de gases, los científicos se apartan con frecuencia del lenguaje nada emocional de la ciencia para poner énfasis en la magnitud de los problemas y peligros que plantea el cambio climático.

En un mensaje de correo electrónico a The Independent, el doctor Hansen comenta: "En mi opinión, entre nuestros documentos éste es el que mejor pone en claro que la Tierra se acerca peligrosamente a cambios climáticos que pueden salirse de control."

El "forzamiento" innatural del clima a consecuencia de emisiones humanas de dióxido de carbono y otros gases de invernadero amenaza con generar un cambio en el clima que podría "desatar un cataclismo" en las enormes placas de hielo de la Antártida y Groenlandia, escribe el grupo.

Civilización desahuciada

Estas variaciones dramáticas han ocurrido en el pasado, pero ninguna desde el desarrollo de complejas sociedades humanas, las cuales tendrían escasa probabilidad de sobrevivir a ciertos cambios climáticos si ocurriesen ahora.

"La civilización se desarrolló y construyó extensa infraestructura durante un periodo de inusitada estabilidad climática, el holoceno, que lleva 12 mil años de duración. Ese periodo está por terminar", sostienen los científicos.

La humanidad no puede darse el lujo de quemar las reservas de combustible fósil que quedan bajo tierra. "Hacerlo así ocasionará un cambio climático dramático, que producirá un planeta diferente de éste en que la civilización floreció y para el cual se ha construido enorme infraestructura física", añaden.

El doctor Hansen considera que nos quedan 10 años para poner en práctica las enérgicas medidas que permitirían detener las emisiones de dióxido de carbono con la suficiente rapidez para evitar un ascenso peligroso en la temperatura global. De otro modo el calor adicional podría ocasionar el rápido derretimiento de las placas de hielo polar, el cual empeoraría mucho por el "vuelco de albedo", fenómeno que ocurre cuando la luz solar reflejada por el hielo blanco es absorbida de pronto al derretirse el hielo para convertirse en la superficie oscura del agua en mar abierto.

Los glaciares y placas de hielo de Groenlandia, en el hemisferio norte, y las placas de hielo de la Antártida Occidental, en el sur, muestran signos de los rápidos cambios que se vaticinan con las temperaturas en ascenso.

"La propiedad del vuelco de albedo que tiene el hielo/agua proporciona un mecanismo de disparo. Si este mecanismo se activa durante tiempo suficiente, múltiples retroalimentaciones dinámicas causarán que la placa de hielo se derrumbe", explican los científicos. "Sostenemos que la persistencia requerida por este mecanismo de disparo es cuando mucho de un siglo y tal vez menos."

En desacuerdo con el IPCC

La evaluación más reciente del IPCC, publicada a principios de este año, predice que Groenlandia y la Antártida no harán mayor contribución al nivel del mar en el siglo XXI, pero los seis científicos ponen en duda esa interpretación.

"Los análisis y proyecciones del IPCC no toman en debida consideración la física no lineal de la desintegración de la placa de hielo húmeda, las corrientes de hielo y la erosión de las ca- pas de hielo, ni son consistentes con la evidencia paleoclimática que hemos presentado para explicar la ausencia de un retraso discernible entre el forzamiento de la placa de hielo y la elevación del nivel del mar", argumentan.

Su estudio examinó más de 400 mil años de registros climáticos de capas profundas de hielo y encontró pruebas de que en el pasado han ocurrido rápidos cambios climáticos en un periodo de siglos, o aun décadas, una vez que el planeta comenzó a calentarse y las capas de hielo empezaron a derretirse.

No es posible fijar el nivel de peligrosidad de los gases de invernadero creados por el hombre. "Sin embargo, está mucho más abajo de lo que se cree comúnmente. Si no hemos pasado ya de esa marca, la infraestructura existente garantiza que llegaremos a ella en las próximas décadas", aseguran.

"Concluimos que una estrategia viable para rescatar el planeta requiere casi con seguridad de un medio de extraer los gases de invernadero de la atmósfera."

© The Independent

Traducción: Jorge Anaya

Copiar y Pegar en el Explorador la siguiente direccion para ver el Articulo Original:

http://www.jornada.unam.mx/2007/06/20/index.php?section=ciencias&article=a03n1cie

Nota del Blog: El Informe Completo  del I.P.C.C., traducido al Castellano, con sus gráficos se encuentra en el Índice de este Blog, con el numero: 077-...

Gracias.


No hay comentarios.:

ARCHIVO DIGITAL: