Bandera de la Republica Argentina

Bandera  de la Republica Argentina

¡ Bienvenidos a Argentina!

¡ Bienvenidos  a  Argentina!
TE ENCUENTRAS EN UN BLOG INDEPENDIENTE DE IDEOLOGIAS Y RELIGIONES. EL OBJETIVO ES SER IMPARCIAL Y SOLIDARIO - ¡YA CUMPLIMOS 10 AÑOS DE VIDA BLOGUERA! ¡ GRACIAS A TODOS LOS QUE HAN VISITADO EL BLOG!

lunes, 7 de enero de 2008

Cambio Climatico: La FAO advierte sobre escasez mundial de alimentos este año

Las tendencias del mercado indican que bajarán los inventarios de las cosechas y aumentará la demanda.

Así como se vivió en Colombia, las fuertes alzas en los precios de los alimentos durante el 2007 fue un fenómeno mundial, y se prevé que siga en el nuevo año, según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Especialmente en 37 países que padecen conflictos y desastres naturales, la disponibilidad de comida se verá seriamente afectada.

Pero a estas situaciones particulares se suman hechos más generales como la reducción de los inventarios en el mercado mundial, sequías e inundaciones relacionadas con el cambio climático, altos precios del petróleo y una creciente demanda de materias primas para fabricar biocombustibles.

Este panorama nada halagador fue presentado por el director de la FAO, Jacques Diouf: “Es una amenaza para la seguridad alimentaria de millones de personas, en particular en los países más pobres del mundo”.

Además, el problema no es solo para los países más pobres, pues en el 2007 lo fue también en economías grandes en desarrollo o industrializadas, como México e Italia.


MAÍZ Y TRIGO, POR LAS NUBES

Paradójicamente, en el primero, centro de origen del maíz, las protestas del 2007 fueron por la marcada escasez de ese alimento, materia prima para las tortillas, básicas en la dieta del pueblo azteca.

Esto se evidenció a comienzos del año, cuando el precio de las tortillas registró un alza de 42 por ciento, al pasar de 6 a 8,5 pesos por kilo. Incluso, hubo alzas hasta de 67 por ciento.

Sin embargo, resultó tan grave el problema para los mexicanos que fue necesaria la intervención del presidente Felipe Calderón, quien firmó el 18 de enero del 2007 un acuerdo con los empresarios y los productores de maíz para frenar los precios de la tortilla.

Durante el 2007 las cotizaciones registraron tendencia al alza, situación que se prevé más grave aún para el 2008, pues desde el martes pasado se liberó totalmente el comercio agropecuario entre México, Estados Unidos y Canadá, al concluir el periodo de transición del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (Tlcan).

Así, todos los productos, incluido el maíz, provenientes de Estados Unidos y Canadá, pueden entrar a México sin restricciones comerciales.

Otra economía en crisis y en protestas por la escasez de los alimentos básicos fue Italia, donde su producto más representativo, la pasta, ocasionó más de un desbarajuste en la economía de la población.

El jueves 13 de septiembre, cuatro asociaciones de defensa de los consumidores hicieron que buena parte de los ciudadanos no comieran pasta, en razón a los altos costos de la harina de trigo y del pan.

Según las agremiaciones, desde 1985 el precio del pan se ha incrementado en 750 por ciento, mientras que el precio por kilo de la harina durum, ingrediente básico de la pasta italiana (espagueti y fetuchine), se duplicó de 0,26 a 0,45 euros entre julio y septiembre pasados. El consumo per cápita de pasta en Italia es de 28 kilos.

Además de la escasez de trigo en todo el mundo, en Italia los cultivos del cereal han sido reemplazados por girasol, materia prima para la fabricación de biocombustibles.

2007: con bajas cosechas y alta demanda

Según los cálculos de la FAO, los países de bajos ingresos con déficit de alimentos pagaron algo más de 107.000 millones de dólares adicionales por la compra de comida, un 25 por ciento más que en el 2006.

Las previsiones más alarmantes se refieren a productos como el trigo, cuya cosecha del 2007 fue 11 por ciento menos que en 2006 y la peor desde 1998. ¿Las razones? Las sequías e inundaciones que afectaron a los grandes agricultores de Australia y Ucrania, ocasionadas por el cambio climático, así como un aumento en la demanda de cereales por parte de economías emergentes como China, India y Brasil.

También, al incremento de la demanda de los productos cultivados para la fabricación de biocombustibles, de la cual, solo Estados Unidos destinó 54 millones de toneladas de maíz para la producción de etanol.

En 2003 la demanda fue de 25,5 millones. Frente a esta situación, la Unión Europea y Argentina tomaron decisiones.

La primera decidió incrementar la producción del trigo y de otros cereales, ocupando el pleno de las tierras cultivables.

Así, entrarían al mercado en el 2008 unos 10 millones de toneladas adicionales, lo que podría reducir los precios y normalizar la oferta.


Por su parte, el Gobierno argentino dispuso el cierre temporal de los registros de exportación de trigo para evaluar el impacto de un descenso de la producción y asegurar el abastecimiento del mercado local.


























No hay comentarios.:

ARCHIVO DIGITAL: