Bandera de la Republica Argentina

Bandera  de la Republica Argentina

¡ Bienvenidos a Argentina!

¡ Bienvenidos  a  Argentina!
TE ENCUENTRAS EN UN BLOG INDEPENDIENTE DE IDEOLOGIAS Y RELIGIONES. EL OBJETIVO ES SER IMPARCIAL Y SOLIDARIO - ¡YA CUMPLIMOS 10 AÑOS DE VIDA BLOGUERA! ¡ GRACIAS A TODOS LOS QUE HAN VISITADO EL BLOG!

jueves, 28 de junio de 2007

LA DIETA - Ficcion -

Con los dedos aferrando fuertemente la almohada, mientras jadeadeaba intentando tomar aire, Mariano despertó.
Tembloroso seco el sudor de su rostro, y lentamente fue caminando al baño; sin poder respirar normalmente, se encontró bajo la ducha.
No lograba hilvanar el terrible sueño. Pero sabía que debía estar en su trabajo en cuarenta y cinco minutos.
Mientras se vestia recordó: “Sus pesadillas son producto de la insatisfacción que le produce el rechazo de su amiga”, argumentaba su psicoanalista.

Mercedes era justamente una compañera de trabajo, y justamente Mariano no había podido conseguir que fuese “su amiga”, a pesar de cuatro meses de intentos sutiles y caballerescos.
Pero vos lo vas a lograr! se dijo a si mismo, mientras saludaba a todos con un: Buenos Días! colectivo

Cerca del mediodía , el perfume - penetrante e inconfundible - le anticipo su presencia. Sensual, en su vestido gris que marcaba aun más sus torneadas curvas.

Levanto la vista y allí estaba, su cara aniñada, y su pelo, largo y rubio, que tantas fantasías creaba en su mente...

- Como estas?

- Muy bien!, que te parece si almorzamos juntos?

Se sentó y lo miro a los ojos, mientras se cruzaba de piernas frente a el.

- No puedo, estoy a dieta, -respondió, mientras casi imperceptiblemente se pasaba la lengua por los labios-

- Histérica!, -pensó, me pones así y después me rebotas-, bueno, lo dejamos para otro día, dijo como al descuido.

- Seguro! – le sonrió seductoramente, mientras jugueteaba con su cabello.

Mientras guardaba unos papeles, vio como se marchaba -riéndose-, jugando con el brazo de Daniel.

Llego exhausto a su Departamento, con un sentimiento de frustración que le apretaba el pecho.

Sonó el teléfono,

- Hola, habla Vivi, como estas?

- Cansado, entre el trabajo y la dieta.

- Que dieta? Pregunto su ex

- La comencé hace un tiempo y la respeto a rajatabla.

- Y yo que pensaba invitarte a cenar un pollito con almendras, y luego ver una peli en video, pero bueno…

- Lo dejamos para otro día - contesto para si mismo con ironía, recordando a Mercedes.

- Seguro, nos hablamos, un beso.

No tenia ganas de cocinar, pidió comida por delivery.

Algo extraño le sucedió: el ascensor seguía su carrera ascendiente, la sensación de vértigo en su estomago se hizo se hizo insoportable, abrió con violencia la puerta interna, y bruscamente se detuvo.
Volvió a apretar el botón del décimo piso, pero siguió descendiendo rápidamente. Soltó los paquetes del delivery, que cayeron al piso.
El aturdimiento se transformo en pánico – el elevador vibraba, y el chillido de los cables de acero lo ensordecían; apretó Stop, pero nada sucedió, abrió la puerta otra vez, pero sin resultado, comenzó a gritar en forma ahogada por el miedo – sabia que llegaba a planta baja a muchísima velocidad, piso el paquete que contenía los canelones con salsa y cayo estrepitosamente en el ascensor, que descendía a la nada!

- Noooo!! - El ventilador de techo, como cuatro cuchillas gigantes, hizo mas patético su despertar. Cuando pudo recuperarse pensó: debería haber ido a lo de Vivi.


- Doctor, ya no puedo controlarlo, Que hago?

- Mire, las fantasías que no se concretan a menudo se transforman en frustración. Si no puede quitarla de su mente, insista en conquistarla. Detrás del pánico que usted siente no hay nada, solo la liberación de sus miedos. Deje sus fantasías y enfrente la realidad.

Colgó el teléfono en la oficina, fijo la mirada desde lejos en Mercedes, fue hasta su escritorio y le hablo como nunca lo habia hecho:

- Se que ayer fue tu cumpleaños. Te invito a bailar

- Mira que SOS insistente - Lo recorrió con su mirada sabiendo la fascinación que provocaba en el- OK, a las 10 pásame a buscar.

- Se me dio finalmente! Genial! Tengo mi oportunidad y no voy a fallar!!

La minifalda y el TOP realzaban su figura, lo enloquecían en la pista de baile, su cuerpo se movía siguiendo el ritmo de la música, mientras el pelo rozaba la cara de Mariano.

La tomo por la cintura, se pegaron los cuerpos, los pechos ejerciendo una suave presión sobre su torso, la sonrisa sensual, provocadora, a milímetros de su boca.

- Me volves loco!, vamos a casa

Ella se apretó mas contra su cuerpo como respuesta, mientras sus labios rozaban su oreja.

La luz de neon que tenia en su dormitorio, pintaba de un suave tono rojizo el cuerpo, que lentamente bajaba la pollera, luciendo las esplendidas piernas, haciendo contraste con el charol de sus zapatos y el TOP, que en forma torpe y apresurada el desabrochaba.

Rozo sus pezones contra el vello del pecho de el,

- Encende el ventilador, susurro.

Giro la llave pero no encendió, Justo ahora!, maldita sea!, mascullo en voz baja.

- No te preocupes Mariano, vamos...

El siguió su hermoso cuerpo, mientras ella salia y se inclinaba de manera peligrosa sobre el balcón, provocandolo con sus caderas y tomando aire.

El deseo lo consumió, el calor lo quemaba por dentro, la abrazo con desesperación, para no soltarla mas.

Mientras caia del 10 piso, desperto, abrio sus ojos y llego a darse cuenta que esta era su ultima pesadilla, antes de estrellarse en la vereda.

Marcial Candioti IV

No hay comentarios.:

ARCHIVO DIGITAL: